Una pausa para reinventarnos desde casa

En un principio, fueron pocas las personas que dimensionaron el impacto que tendría el COVID-19 en la vida de cada uno. Muchos pensaron se trataba de un evento aislado, de un impacto menor que no llegaría a tocar nuestro continente, y su llegada y sus repercusiones terminaron afectándonos a niveles que antes habrían sido inimaginables. La llegada de la pandemia mundial creó un efecto en todas las esferas de nuestras rutinas, tanto a nivel personal como a nivel profesional, y como es obvio, el colegio no fue la excepción a la regla. Como comunidad, utilizamos las herramientas para reinventarnos en tiempo record, tomar medidas pertinentes para asumir la situación y continuar con la labor que nos llena de amor y orgullo, con el fin de seguir acompañando a nuestras familias y brindando los mejores recursos de información y educación a los líderes de hoy y del mañana de nuestra institución.

En término de días y de varias reuniones entre diferentes dependencias del colegio, se dio paso a la puesta en marcha del Plan de Continuidad Académica SGS, diseñado para contener las repercusiones negativas que pudieran verse reflejadas en el progreso del programa académico del colegio y para mantener el acompañamiento a la formación de nuestros estudiantes desde casa. Los docentes de colegio han tenido que repensar muchas de sus actividades para poder plantearlas de manera digital, muchos teniendo que pasar del tablero a las pantallas, otros acostumbrándose a pasar varias horas en frente de un computador, pero al final del día asumiendo cada reto con la certeza de estar entregando lo mejor de si.

Desde cada área nos hemos tenido que acoplar a la nueva situación, hemos adaptado nuevos sitios de trabajo en casa, adoptado nuevas herramientas, cambiado nuestras rutinas, pero, sobre todo hemos tomado toda esta experiencia como un aprendizaje en muchos aspectos, no sólo a nivel profesional sino también personal. La crisis del COVID-19 será para todos, una experiencia que marcará nuestras formas de percibir el mundo de ahora en adelante, que sellará un antes y un después en la historia de la raza humana, pero que reforzó el espíritu SGS que nos caracteriza, con una sonrisa en el rostro y toda la disposición para asumir y superar nuevos retos.

En la casa SGS decidimos reinventarnos y flexibilizarnos para continuar entregando lo mejor de cada uno a todos quienes hacen parte de esta linda comunidad. Desde casa, todos hemos continuado con nuestras actividades. Muchos profesores y empleados han recurrido a nuevas tecnologías y métodos, y lo más valioso de todo, a la innovación; una solución que muchas veces sólo florece en momentos de crisis como el que estamos experimentando actualmente. A continuación, un saludo de parte de 3 de nuestros docentes: Nelson Robby, Patricia Tobar y Jorge Rodríguez, o como todos lo conocemos, Chapas.

Con la situación de hoy en día, como colegio, podemos reafirmar que contamos con la fortuna de encontrarnos en constante aprendizaje, y que es mediante esta disposición que logramos transmitir de la mejor manera, el conocimiento y apoyo necesario a todo aquel que hace parte de nuestra comunidad, así como podemos asegurar que contamos con un talento humano invaluable; personas que con toda la disposición cargan la bandera SGS y cumplir con gusto y orgullo los lineamientos que nos definen como voceros del espíritu San Jorge.

Para finalizar, les dejamos una galería con fotos que nos compartieron varios de nuestros docentes durante sus horas de trabajo en casa.