Vivian Rodríguez Prom 2004

    Para esta oportunidad, Vivian Rodríguez de la promoción 2004, compartió con nosotros su trayecto y sus recientes logros profesionales en el campo de gestión cultural y organizacional en la compañía Accenture.

    “Estudié Ingeniería Industrial y Economía en la Universidad de los Andes, pero empecé a descubrir mi verdadera vocación después de haberme involucrado durante mis estudios en investigaciones de Economía Experimental y del Comportamiento, que me inspiraron a enfocar mi trabajo en las personas: su comportamiento, su cultura, su interacción con las empresas. Creo que de ahí viene mi interés en lo que hago hoy.

    Después de trabajar unos años, sentía que era el momento de complementar mi profesión y volver a clases. Estaba trabajando en Accenture Colombia, yo podía tomar una licencia y mi esposo trabajaba desde casa, así que en 2018 decidimos viajar a Holanda, donde hice una Maestría en Cultura, Organización y Management en la Vrije Universiteit Amsterdam. Al año siguiente, él empezó su Maestría y yo busqué contactarme con mis compañeros de trabajo en Holanda para aplicar a una transferencia. Por fortuna me seleccionaron, y hace algo más de dos años hago parte del equipo de Talento y Organización de Accenture Holanda.

    Nuestro trabajo se centra en hacer más efectivas las transformaciones de nuestros clientes con un enfoque en las personas, pues si la gente no cambia, las empresas no cambian y sus resultados tampoco. Una nueva tecnología, unos nuevos procesos o una nueva estructura organizacional por sí solos no tienen el impacto deseado si las personas no los usan o no adoptan las nuevas formas de trabajar.

    Lo que me inspira todos los días en mi trabajo, es la oportunidad de hacer que el día de alguien sea más fácil. Me motiva poder proveer una experiencia positiva a los empleados o clientes y prepararlos para los cambios que vayan a experimentar, a través de iniciativas creativas de comunicación, formación o cambio de comportamientos. Me encanta trabajar con equipos de personas de diferentes culturas, intereses, profesiones, o industrias. Además, al trabajar en consultoría disfruto que cada proyecto sea como un trabajo nuevo; ¡no me aburro!

    Mi mayor satisfacción profesional ha sido encontrar un trabajo que me dé felicidad, que esté alineado con mi propósito o vocación, que me reconozca por quien soy, que me dé oportunidades de crecer y aprender en diferentes países o áreas, y que me de flexibilidad de proponer soluciones que ayuden a mis clientes a lograr sus objetivos sin descuidar su gente.

    El Colegio es parte importante de quien soy hoy. El Colegio me dio sentido de responsabilidad, conciencia ambiental, sensibilidad social, disciplina y el privilegio de hablar tres idiomas. Y todo esto es gracias a todas las personas que nos daban a los estudiantes un poco de ellos mismos cada día. Profesores (incluyendo a mi papá) y trabajadores que nos dieron lecciones de vida, un ambiente lleno de aire puro y una comida deliciosa.”