Ricardo Barragán (Prom 1983)

    ¿Qué te motivó a emprender?

    La idea de poder ser independiente y de poder disponer de mi tiempo, que para mi era lo mas valioso.  Para mi un emprendimiento es como un hijo, tú le das la vida en tu mente con una idea y es maravilloso verlo desarrollarse y crecer, hasta tener vida propia.  Es la satisfacción de sentir que fuiste tú el que plantó la semilla de lo que ahora es un árbol.

    ¿Cómo surgió la idea de hacer negocio?

    Del alquiler de casas y fincas para vacaciones.  Desde el colegio siempre me gustó viajar y pasé años viajando por los lugares más hermosos de Colombia. En estos viajes me enamore del país, de sus paisajes y de su gente.  Conocí muchas fincas hermosas y pensaba “¡Esto sería un lugar estupendo para pasar unas vacaciones!”.  Allí surgió la idea que empecé a desarrollar y empecé alquilando la finca de mi familia, en Subachoque.  Era una propuesta diferente de turismo pues se trataba de disfrutar de una finca en un sitio hermoso, como si fuera tu propia casa.

    ¿Que dirías aportó el colegio a lo que eres y has construido hasta hoy?

    El mayor aporte del colegio fueron mis amigos, los cuales he conservado toda la vida y por los cuales estoy agradecido cada día.  El colegio me enseño la importancia de las personas, de rodearte de gente que te quiere y apoya, que estarán contigo en las buenas y en las malas.   Muchos de mis amigos y compañeros han sido mis clientes más fieles a través de los años y son mi mejor propaganda, pues corren la voz de mis fincas entre sus conocidos y me mandan muchos clientes.

    ¿Qué les dirías a las nuevas generaciones acerca del emprendimiento?

    Que no tengan miedo de fracasar en sus intentos.  El emprendimiento es como aprender a caminar o a montar en bicicleta, hay que darse un par de golpes para aprender.  Tienes que aprender a levantarte de tus caídas, pues esto te hace más fuerte y resiliente en la vida. Pero cuando aprendes, la satisfacción es muy grande, olvidas los malos momentos. Cuando fracasas y aprendes, ganas algo muy valioso, la confianza de que eres capaz de grandes cosas, a pesar de los obstáculos.

    Cuéntanos un recuerdo o una anécdota del colegio.

    Del colegio es difícil escoger una sola anécdota, pues hay muchas de las cuales todavía nos reímos 36 años después. Pero que se relaciona con el tema del emprendimiento, escogí la Feria de la Ciencia de 1983.  Nos propusimos hacer un ´Biodigestor´ para producir gas metano que se pudiera utilizar como combustible a partir del estiércol de las vacas.  Esto resultó ser todo un reto y una escuela maravillosa de emprendimiento, pues nos llevó a lograr cosas increíbles y a superar obstáculos impensables, ¡como la explosión de las canecas de estiércol pocos días antes de la presentación final!. Finalmente, logramos nuestro objetivo y logramos ganar la feria, sacamos una nota estupenda y nos eximieron del examen final de química.

    http://www.inmoturismo.co/