Juan Carlos Mora (Prom 1993)

    ¿Qué dictas en el colegio y en qué niveles?

    Dicto en primero, segundo y tercero de primaria Sports. Y además me encargo de los equipos masculinos de baloncesto del Colegio, en las categorías Infantil, Juvenil y Mayores de ambas asociaciones a las cuales pertenece el Colegio.

    ¿Qué estudiaste y en dónde?

    Inicié mis estudios en Economía en la Universidad de los Andes. Después continué mis estudios en Administración de Empresas en la EAN y tengo pendiente el proyecto de grado y algunas materias.

    ¿Tienes alguna especialización o maestría? De ser así, ¿de dónde?

    No.

    ¿Qué te inspiró a dedicarte a la educación?

    Dios fue quien realmente quiso que fuera docente y me dedicara al entrenamiento deportivo en el Colegio. En un principio pensé que iba a ser una actividad momentánea pero ya llevo más de veinte años en el Colegio. Cuando tuve oportunidad de practicar y entrenar baloncesto en mis dos últimos años de colegio, con Manuel Nieto, me di cuenta que había oportunidad de aprender un deporte de manera diferente, sabiendo que es posible perfeccionar una técnica que puesta en un proceso de equipo, con la táctica adecuada y una buena dirección, se pueden lograr los objetivos propuestos.  El deporte me dio la oportunidad de ser una mejor persona, ser un buen ser humano con todo mi entorno, ser un buen compañero de equipo, conocer y compartir con personas muy especiales, aceptar las realidades, las diferencias y trabajar por mejorar y ser mejor jugador cada día. Pero lo más importante, me ayudó a tomar buenas decisiones en momentos difíciles. En especial, el basquetbol fue quien me ayudó a superar muchas dificultades. La disciplina y la constancia, son las que permiten que vengan momentos de triunfos y victorias, los resultados con un trabajo bien planeado no tardan en llegar. Esto me inspiró a seguir adelante en este camino. Inspirar y trabajar para que muchos logren sus sueños y vean sus procesos de mejoramiento son la mayor satisfacción que puede haber para un entrenador. Pero lo que más me ha inspirado, es la manera como Dios todo lo dispuso para que pudiera tener esta oportunidad de enseñar con pasión y amor esta disciplina. Él es mi mayor Maestro, quien me ha enseñado a comprender que debemos tener y vivir bajo un sistema de valores y principios en todo lugar, en todo momento. Y esta es la mayor enseñanza que puedo compartir con mis alumnos. El planeta necesita que cambiemos y sólo Dios es el camino para que verdaderamente ese cambio sea una realidad. Por eso en Él está mi esperanza y mi mayor inspiración. El Creador es la sabiduría y la inteligencia de todas las cosas, basta con mirar de manera detallada toda la creación y así darse cuenta de su supremo poder. Todo lo he recibido de Él y por eso comparto con mucha alegría estas buenas nuevas con mis alumnos. Para que hagan lo que hagan, se dediquen a lo que se dediquen, lo hagan bien, no pensando en ellos solamente, sino en el beneficio para su entorno y para toda la humanidad. Así verdaderamente estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad en nuestras vidas y poder ser felices por siempre.