Raquel Bernal Promoción 1991

    En esta edición queremos felicitar a nuestra exalumna Raquel Bernal – promoción 1991, por su reciente nombramiento como Rectora de la Universidad de los Andes. Además de ser un gran reconocimiento a su buen liderazgo, es importante destacar que es la primera mujer Rectora en los más de 70 años de historia de la Universidad.

    Raquel es economista de la Universidad de los Andes y ha estado vinculada a la institución como profesora de la Facultad de Economía desde 2006 y como profesora titular desde 2014. Es magíster y doctora en Economía de la Universidad de Nueva York (2003). Su investigación se centra en economía social, economía de la educación, economía de los hogares y laboral, y los determinantes del capital humano sobre todo durante la primera infancia.

    Fue docente en la Northwestern University (Evanston, Illinois) entre 2002 y 2007, directora del Centro de Estudios sobre Desarrollo Económico (CEDE) de Los Andes, entre 2012 y 2017, miembro del comité de ética de Los Andes (2013) y de la Facultad de Economía (2012 – 2017), miembro del comité de ordenamiento de las Facultades de Economía, Administración e Ingeniería, y del Consejo Superior de Uniandes (2016-2017).

    Recientemente, Raquel fue nombrada en el Consejo de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

    Finalmente, queremos recordar la entrevista que Raquel nos otorgó para la edición número 12 del SGSNews en el año 2013:

    Cuéntanos un poco de tu recorrido desde que te graduaste del SGS…

    Al graduarme del colegio, estudié en la Universidad de los Andes de donde me gradué de pregrado y maestría en Economía.  Inmediatamente después trabajé en Fedesarrollo con el actual Ministro de Hacienda y Crédito Publica, Mauricio Cárdenas.  Al cabo de dos años me fui para Nueva York en donde estudié mi doctorado en Economía en la Universidad de Nueva York. Desde mi tesis doctoral me especialicé en los temas de capital humano, primera infancia, familia, mujer y educación. Al graduarme del doctorado, empecé mi carrera como profesora asistente en el departamento de Economía de la Universidad de Northwestern en Chicago. Allí estuve por cuatro años hasta que regresé a Colombia en donde estoy desde el año 2006 trabajando como profesora, investigadora y ahora Directora del Centro de Estudios de Desarrollo Económico de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes.

    ¿Qué valores o herramientas crees que te ha dejado el SGS personal y profesionalmente?

    Muchas. El colegio me inculcó unos valores muy fuertes de trabajo, esfuerzo, ética y disciplina que me han permitido exigirme a cada nivel de mi vida personal y profesional. Las exigencias tanto en desempeño académico como a nivel de comportamiento y disciplina que caracterizaban al colegio en mis épocas, y que en su momento me parecían exageradas, fueron la base de mi formación como profesional y constituyeron la estructura fundamental de mi personalidad que me ha permitido desempeñarme de manera exitosa en los diversos caminos que he elegido a nivel personal y profesional.

    ¿Quieres compartirnos algún recuerdo bonito que tengas del colegio?

    Recuerdo con mucha alegría y nostalgia a mis amigos de infancia, muchos de los cuales siguen haciendo parte de mi vida.  Al comparar con otros grupos, amigos y conocidos a lo largo de mi vida, siempre pienso en el grupo de personas del SGS con las que crecí, y lo increíblemente privilegiada que fui de crecer en un grupo de personas tan genuinamente buenas, ingenuas, confiadas, colaboradoras y sanas.  Los valores del colegio en su momento nos convirtieron en un grupo muy particular, diferente a gente que conocí después en la universidad y que creo que para mí ha sido fundamental como adulta. Gente muy buena, de buen corazón y con una gran confianza en la bondad del de al lado.

    ¿Cómo ves al SGS en sus procesos educativos, y qué impacto crees que tiene en la sociedad?

    La exigencia del colegio me parece fundamental.  En su momento me parecía exagerada pero ahora veo los frutos. La exigencia en términos académicos y disciplinarios fue y me parece que sigue siendo fundamental. Del grupo que conozco y con el que sigo en contacto, somos profesionales muy estrictos en lo que hacemos, de altos estándares y una ética impecable. Valió la pena.  Es importantísimo estimular la integralidad en la educación. Que no sólo importe la formación académica, sino que el objetivo sea también formar gente capaz de trabajar en equipo, buenos ciudadanos que confían en los vecinos y en las instituciones del Estado, personas con intereses diversos en la cultura, el deporte, el arte, etc.

    Entrevista realizada por Erika Pacheco exalumna de la promoción 1994 y Coordinadora de Comunicaciones hasta el año 2017.