Camila Pachón Prom 2002

    Camila Pachón estudió Ciencias Políticas en la Universidad del Centro de la Florida y Derecho en la Universidad de La Florida, carrera por la cual se decidió a estudiar dada su propia experiencia como migrante, pues fue una empresa sin ánimo de lucro la que le ayudó a ella y a su familia a regular su status migratorio. Vivir el proceso en carne propia le inspiró a querer dedicar su vida profesional a trabajar con inmigrantes y a mejorar las condiciones para estos desde la aplicación de la ley migratoria a tierras norteamericanas.

    La inspiración diaria para realizar su trabajo nace desde el impacto directo que ve reflejado en las vidas de todos aquellos con quienes trabaja. Ha tenido la oportunidad de tratar con casos de refugiados, asilados y víctimas de crímenes por violencia doméstica, personas a quienes siente, tiene la oportunidad de ofrecer un futuro con mejores condiciones. Camila afirma que, al haber vivido la experiencia de migrar a un nuevo país, de esta forma encuentra puntos de cercanía con sus clientes al entender los niveles de estrés y frustración que todo el proceso puede llegar a generar en los implicados.

    Hace ya tres años, empezaría su propia firma, luego de haber trabajado muchos años para una organización sin ánimo de lucro, pues tras un tiempo ya había detectado que la naturaleza de los casos que le inspiraban para generar un cambio desde su experiencia profesional, distaba de aquellos que la organización decidía tomar y es así como se da vida a Capella Inmigrant Law. Empresa que en meses pasado fue nominada y ganadora de los premios Don Quijote, unos premios creados por la Cámara de Comercio Hispana de Metro Orlando y la organización Prospera, organización que apoya a emprendedores hispanos.

    Los premios Don Quijote fueron creados para reconocer y celebrar el espíritu empresarial destacado de la comunidad hispana. Varios negocios son nominados por ser exitosos, generar empleo y crear gran impacto en la comunidad y es la Junta Directiva quien elige a los ganadores. Camila dice sentirse honrada y muy orgullosa, primero por haber sido nominada y posteriormente por haber sido acreedora de los mencionados premios en la categoría de “Negocio del año de 5 años o menos”, pues relata que participó como asistente en dicho evento en varias oportunidades en años pasados.

    Camila afirma que el mayor logro a nivel profesional que ha tenido hasta ahora ha sido tener la habilidad de ser emprendedora y abrir su propio negocio, de tener el poder para tomar decisiones sobre los tipos de casos que toma y tras 3 años haber logrado mantener en continuo crecimiento una firma que consistente y cada vez mejor posicionada en el sector de migración. Esto incluso, tras haber superado obstáculos e incredulidad de parte de muchos. Adicional a lo anterior, Camila considera un gran logro el haber podido encontrar un balance entre su vida como mamá y mujer emprendedora, pues, aunque afirma que el convertirse en madre ha sido una de sus mayores alegrías, siempre será una experiencia retadora.

    Actualmente, su proyección se enfoca en seguir generando impactos importantes en la comunidad migrante a través de su firma y su profesión, pues considera un privilegio hacer parte del proceso migratorio de extranjeros a los Estados Unidos para que familias enteras puedan empezar una nueva vida.

    Para terminar, asegura que el colegio le brindó las bases necesarias para alcanzar todos sus logros desde su salida de Colombia. El Colegio verdaderamente logró fomentar ese sentido de solidaridad hacia el prójimo a partir de actividades y eventos que le hacían reconocer desde su posición un deber para ayudar a las personas menos favorecidas dentro de la sociedad. Adicionalmente, agradece el rigor de la exigencia académica que se demandaba para mantener el ritmo del colegio, pues construyeron su estructura para estudiar, reconocer sus límites y tener la capacidad para organizar sus espacios y su tiempo. Entre lo que más extraña se encuentran sus amigos, personas que la acompañaron durante sus años de formación.

    ¡Agradecemos a Camila por su tiempo y el espacio que nos concedió para relatar su historia y la felicitamos por ser ganadora de este importante reconocimiento dentro de la comunidad hispana! Estamos seguros que su camino como embajadora SGS continuará construyéndose a través del tiempo.